Huawei pierde acceso al sistema Android de Google y en breve a los componentes de Intel, Qualcomm y otras empresas por el veto de EEUU

0

Huawei está tratando de capear el temporal que se cierne sobre su negocio tras el veto de EEUU sobre sus productos, cuya última consecuencia no es ya que no puedan vender equipos en el mercado estadounidense, sino que empresas como Google han anunciado el veto inmediato a Huawei, que no podrá usar el sistema operativo Android en sus teléfonos. El golpe para la marca china es muy importante ya que es la tercera marca que más teléfonos vende en todo el mundo y una de las que más ha crecido en los últimos años. En sus próximas generaciones de smartphones, Huawei no podrá usar el sistema de Google aunque sí la base de código abierto de Android (base sobre la que se han construido sistemas “Android” como Cyanogen). Huawei ha respondido al veto explicando que ya preveía que esta situación podía darse y ha explicado que tiene ya preparada una alternativa que será presumiblemente muy similar al Android de Google, aunque no integrará de serie aplicaciones y servicios como Google Assitant, el correo Gmail, el navegador de Google o su tienda de aplicaciones.

Actualizaciones y parches para los dispositivos actuales de Huawei y Honor

Por otro lado, Huawei ha querido tranquilizar a sus usuarios existentes explicando que seguirá proporcionando “actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tabletas y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando en stock en todo el mundo.”

Huawei: sin suministros de los grandes de EEUU

Además del veto de Google, Huawei tendrá que lidiar con el de fabricantes de hardware y componentes de EEUU como Intel, Qualcomm, Broadcom, Western Digital, Micro Technology y otros como la alemana Infineon, que se espera anuncien en breve la cancelación de ventas a Huawei. Medios como Bloomberg afirman que Huawei ha explicado que también preveía la situación y cuenta con un stock importante de componentes como los chips de Intel para fabricar durante unos meses sus actuales gamas de productos como ordenadores. Sin embargo, y a pesar de que Huawei es muy independiente en este aspecto ya que tiene también sus propios componentes como procesadores, módems, y todo tipo de semiconductores que ella misma desarrolla; para algunos productos como los ordenadores o los servidores, es complicado competir en el mercado sin estos componentes de terceros como Intel.

Europa apoya el hardware 5G de Huawei, al menos de momento

En cuanto a las consecuencias en Europa, según informan distintos medios, Huawei se mantienen como el fabricante preferente en lo que se refiere al despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones 5G. No hay que olvidar que Huawei es el fabricante que más avanzada tecnología tienen en antenas y equipos para las telecomunicaciones 5G y una de las que más asentada está en operadoras y empresas europeas en este segmento. Sin embargo, la guerra comercial con EEUU y el veto de los suministradores estadounidenses podría tener también consecuencias en la producción de estos equipos y afectar gravemente a este tipo de productos.

Huawei vs EEUU: todos pierden

Como era de esperar, los análisis sobre la situación son diversos, pero la mayoría coinciden en que la decisión del gobierno de Trump va a ser perjudicial para todo el mercado; tanto para los usuarios, como para Huawei y también para los fabricantes que ya no suministran a la compañía China. No hay que olvidar que Huawei es uno de los más importantes clientes de compañías como Intel o Qualcomm, y el tercer fabricante mundial de móviles, que podría llegar a tener un sistema operativo que rivalice con el de Google, lo que ciertamente no estaría mal para romper el duopolio entre Apple y Google. En este mercado de telefonía, no hay que olvidar que a Huawei podrían sumarse otras marcas chinas, como ZTE que también está vetada en EEUU, Xiaomi, Oppo, Vivo o la propia Motorola que pertenece a Lenovo y que curiosamente fue adquirida a Google. Lenovo está ya vetada por agencias de información de países como EEUU, Reino Unido o Australia por las sospechas de que su hardware tenga puertas traseras para el espionaje Chino, de manera que la lista de empresas vetadas podría ampliarse en esta guerra fría tecnológica.

Evidentemente, las consecuencias negativas no son sólo para estas empresas sino para el mercado en general y también para los muchos empleados suyos que trabajan en países europeos o en Estados unidos. Así, por ejemplo, a finales de 2018, Huawei tenía unos 1.500 empleados en EEUU (de los más de 188.000 que tiene en todo el mundo), cuyo futuro puede ser muy incierto a partir de ahora. La propia Huawei ha publicado un muy representativo mensaje en Twitter con la frase “Lose-Lose” que significa “toso perdemos” en contraposición con el clásico “win-win” de los negocios, y que critica la decisión del gobierno de Donald Trump que ciertamente ha convulsionado al mercado de tecnología y a la economía mundial con su veto a Huawei y las medidas proteccionistas frente a China que ya se califican como una guerra comercial en toda regla.

About Author

Avatar

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo) y después he trabajado con TICbeat.com como responsable de desarrollo de producto. Actualmente trabajo como Chief Content Officer en GlobbTV.

Leave A Reply