Red Hat impulsa la omnipresencia de la nube híbrida en arquitecturas, aplicaciones e infraestructura

0

Red Hat OpenShift lleva Kubernetes empresarial a casi cualquier aplicación, equipo u organización, que tenga nuevas capacidades operativas y desarrolladores avanzados.

Red Hat ha anunciado las nuevas funciones y características de Red Hat OpenShift, la plataforma empresarial de Kubernetes líder del mercado. Desde actualizaciones de OpenShift Serverless para mejorar la eficiencia de los desarrolladores hasta el soporte ampliado a nuevas arquitecturas, Red Hat OpenShift ayuda a impulsar la innovación empresarial en la nube híbrida gracias a la experiencia y compromiso de Red Hat con el código abierto listo para producción.

En los próximos cinco años, las tecnologías nativas de la nube marcarán el comienzo de una nueva era en el software empresarial.

Según Forrester, “en los próximos cinco años, las tecnologías nativas de la nube marcarán el comienzo de una nueva era en el software empresarial distribuido, diseñado para ser desarrollado y ejecutado en cualquier plataforma de contenedores disponible. Esto permitirá a las grandes empresas a competir con las nativas digitales, ya que la misma tecnología nativa de la nube estará disponible para ambas”. El último informe de Red Hat sobre El estado del open source empresarial muestra que hay demanda de nube híbrida en el mercado. De acuerdo con este estudio, el 63 % de los líderes de TI poseen una infraestructura de nube híbrida, mientras que más de la mitad de los que no poseen una, planea hacerlo dentro de los próximos dos años.

Red Hat considera que Kubernetes es la piedra angular de la nube híbrida, ya que ofrece una plataforma común que abarca servidores bare-metal, entornos virtuales y entornos de nube privada y pública con herramientas y servicios ya asentados. Construida sobre Red Hat Enterprise Linux, el fiable y probado eje central del Linux empresarial, la plataforma Red Hat OpenShift proporciona una base potente y escalable de Kubernetes para casos de uso de nube híbrida en diferentes industrias y regiones.

Aplicaciones construidas para la escalabilidad en la nube (híbrida)

Las herramientas y tecnologías tradicionales de desarrollo de aplicaciones pueden tener dificultades para satisfacer las demandas de un mundo cloud-native, especialmente cuando el modelo de despliegue de contenedores desdibuja las barreras entre desarrolladores y las operaciones de TI.

Red Hat OpenShift crea una experiencia del desarrollador con vistas a acelerar las aplicaciones cloud-native, que ahora incluye, por un lado, la última actualización de OpenShift Serverless con Red Hat OpenShift Serverless 1.11,  que proporciona un soporte completo para Knative eventing, permite que las aplicaciones en contenedores utilicen solo los recursos que necesiten en un momento determinado, sin que ello suponga un consumo excesivo o insuficiente. Y, además, Red Hat build of Quarkus, un stack de Java nativo para Kubernetes completamente soportado por Red Hat. Con una única suscripción a Red Hat OpenShift, los clientes tienen pleno acceso a Quarkus, lo que permite a los desarrolladores reutilizar las aplicaciones Java de misión crítica en Kubernetes, con el respaldo del soporte y la experiencia empresarial de Red Hat.

La nube híbrida: del presente al futuro 

Las necesidades de nube híbrida de las organizaciones no necesariamente serán las mismas en el futuro, ya que las condiciones globales dinámicas exigen cambios rápidos en la prestación de servicios, la escalabilidad y composición

Red Hat OpenShift 4.6  incluye otras actualizaciones de diseñadas para ayudar a las empresas a afrontar estos retos como nuevas y potentes características de edge computing con nodos de cómputo (workers) remotos, que amplían la potencia de procesamiento a entornos con recursos limitados. Esto permite a las organizaciones de TI escalar de forma remota mientras mantienen las operaciones y la gestión centralizadas. Y funciones clave para el despliegue de Kubernetes en el sector público que incluye, entre otros, la disponibilidad de la plataforma en AWS GovCloud y Azure Government Cloud o el soporte para OpenSCAP.

Red Hat OpenShift también añade mejoras sobre la versión anterior de OpenShift Virtualization, incorporando la creación de máquinas virtuales en un solo clic o mediante plantillas, así como mejoras de rendimiento y escalabilidad para máquinas virtuales que ejecuten cargas de trabajo basadas en Microsoft Windows.

Mejorando el soporte a OpenShift a través de la nube híbrida, también podemos encontrar Red Hat OpenShift Ansible Content Collection. Incluido como parte del contenido certificado para Red Hat Ansible Automation Platform, esta colección ayuda a las organizaciones a gestionar y ampliar OpenShift utilizando la tecnología de automatización de TI de Ansible.

Múltiples arquitecturas y múltiples nubes

Las estrategias de nube híbrida abierta no se basan en una única arquitectura o proveedor de nube, sino que estos despliegues a menudo se centran en ofrecer lo mejor de todos los mundos para apoyar la transformación de las empresas. Esto podría significar el uso de una combinación de proveedores de hardware on-premise, apoyándose en múltiples nubes para servicios específicos o cualquier combinación de los mismos. Red Hat OpenShift está diseñada para apoyar a las organizaciones de TI en la nube híbrida abierta, independientemente de su composición técnica.

Red Hat OpenShift es compatible con una amplia gama de hardware empresarial tradicional, incluidos x86, IBM Z, IBM LinuxONE, IBM Power Systems, e IBM Storage. Basándose en la experiencia de décadas de Red Hat en el suministro de soluciones preparadas para la producción a través de múltiples arquitecturas, la incorporación de estos nuevos entornos soportados fomenta la capacidad de las empresas para seleccionar la mejor combinación de hardware para sus despliegues de nubes híbridas, conservando al mismo tiempo la potencia y la promesa de Kubernetes empresarial.

Además de ofrecerse como un servicio gestionado o autogestionado en todas las principales nubes públicas, incluidas AWS, Google Cloud, IBM Cloud y Microsoft Azure, Red Hat OpenShift está también disponible en AWS y Microsoft Azure Government Clouds, proporcionando características adicionales destinadas a la nube del sector público. Para ampliar aún más el alcance de OpenShift en el dominio de la nube pública se encuentra Azure Red Hat OpenShift, una oferta gestionada, diseñada y soportada conjuntamente en Microsoft Azure y respaldada por la experiencia tanto de Microsoft como de Red Hat. En breve será lanzado un servicio similar en AWS con gestión y soporte conjuntos de Red Hat y Amazon.

About Author

Avatar

Leave A Reply