Del backup tradicional a las “snapshots”: 3 tecnologías que están revolucionando la gestión de la información

0

Los crecientes volúmenes de datos que manejan las empresas actuales, junto con la necesidad de acceder a la información, tanto a nivel interno como para sus clientes, prácticamente en tiempo real, han provocado el desarrollo de tecnologías que están revolucionando la gestión de la información. El desarrollador Commvault, una de las compañías líderes en soluciones para gestión de la información y del llamado “disaster recovery” ha publicado una selección de las tecnologías más importantes y novedosas en este campo y que deberías conocer si tu organización maneja grandes volúmenes de información: se trata de los “Snapshots”, el “Incremental Change Capture” y las “Live Copy”.

  • Snapshots: Los snapshots basados en hardware se están convirtiendo en el método estandarizado a la hora de proteger las aplicaciones críticas para el negocio. Commvault ofrece la posibilidad de gestionar de forma unificada múltiples cabinas de almacenamiento, con independencia de quién sea su fabricante (tanto fabricantes tipo IBM, EMC, NetApp, Hitachi, HP… como tecnologías más nuevas tipo Pure Storage, Datacare o Nimble). Además  integra una amplísima base de datos de aplicaciones y sistemas (SAP, Oracle, Exchange, SQL, PostGres, DB2, NAS…), así como soporte de snapshots hardware para entornos virtuales, lo cual permite hacer backup de, por ejemplo, 500 máquinas virtuales en menos de 15 minutos (soporte de VMWare e Hiper-V).

Commvault Intellisnap proporciona la capa de inteligencia necesaria entre las aplicaciones y el almacenamiento, lo cual permite, por un lado, tener muchos más puntos de recuperación de las aplicaciones críticas para el negocio, y elimina el 100% de los scripts para coordinar los snapshots hardware. Además, permite recuperar de forma instantánea la información, no solamente a nivel de aplicación, sino también de forma granular, a nivel de archivos, tabla de BBDD, correo electrónico o máquina virtual. Esta tecnología es imprescindible en los entornos críticos, pues ofrece la posibilidad de cumplir con los SLAs que demanda el negocio.

  • Incremental Change Capture: Con esta tecnología únicamente se capturan y almacenan los cambios de nivel de bloque de la información, de manera que se ahorra dramáticamente en la transmisión de datos en recursos de red y almacenamiento, ya que la información reside en destino en formato nativo. Los beneficios son más que evidentes, pues además de permitir no volver a hacer un backup completo más allá del inicial, ahorraremos un 90% comparado a un backup tipo streaming tradicional. De la misma forma, la carga de trabajo de computación sobre los sistemas en producción se reduce de masivamente, permitiendo crear muchos más puntos de recuperación (RPO). Además, la copia es única, y utilizable no solamente como copia de seguridad, sino para otros procesos, ya que la recuperación (o acceso) al sistema protegido es prácticamente instantáneo, al no hacer falta recuperarlo, puesto que podemos presentarla como una copia nativa.

A diferencia de los fabricantes de sistemas copias de seguridad tradicionales, que almacenan los datos de forma propietaria, la plataforma de Commvault almacena los mismos en formato abierto, lo cual permite recuperar/acceder a la información infinitamente más rápido.

  • Live Copy de Commvault. Las dos tecnologías señaladas son indispensables de cara a cumplir SLAs y abordar múltiples casos de uso que el negocio pueda requerir, más aún teniendo en cuenta que los productos tradicionales de backup no tienen una solución para estos problemas. Sin embargo, se puede ir un paso más allá, pues la tecnología “Live Copy” de Commvault, permite presentar la copia secundaria (el backup) de forma nativa, legible y desde almacenamiento secundario y optimizado. Así, las recuperaciones son más rápidas sin que haga falta rehidratar, deduplicar, descifrar o reconstruir la copia de seguridad. Al proporcionar acceso directo a la información, se eliminan tiempos de parada y se reducen lo costes de infraestructura, al reducir también el número de copias secundarias.

Otro caso de uso de la tecnología “Live Copy” para entornos de pruebas o desarrollo. De esta forma, de cara a realizar un cambio, como la aplicación de un parche, se podrá hacer una copia de seguridad del entorno de producción, y, una vez tengamos la copia en la plataforma de Commvault, podremos montarla y aplicar el parche sobre el entorno de backup, reduciendo costes, tiempos e impacto en el negocio.

About Author

Avatar

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo) y después he trabajado con TICbeat.com como responsable de desarrollo de producto. Actualmente trabajo como Chief Content Officer en GlobbTV.

Leave A Reply