Primer accidente de un vehículo autónomo en EEUU

0

Estados Unidos vive, por primer vez, un accidente de vehículo autónomo. El protagonista ha sido un automóvil de la compañía Tesla y es que, aunque por todo es sabido que Google es la compañía que más avanzados tienen sus vehículos autónomos (al menos según lo que conocemos los medios de comunicación) el fabricante Tesla es uno de los que más coches tiene en las carreteras con sistemas de conducción autónoma o semiautónoma.

No es de extrañar, entonces, que esta compañía haya sido la primera en sufrir el primer varapalo: un conductor de un Model S de Tesla que viajaba por la autopista en modo autónomo murió el pasado día 7 de mayo en Estados Unidos. El conductor fallecido se llamaba Joshua Brown y su vehículo impactó con un trailer en la autopista mientras el coche conducía en este modo autónomo. Los sensores del vehículo no fueron capaces de detectar un camión de nueve ejes que cruzaba la autopista y éste impactó con él a toda velocidad para después salirse de la carretera y chocar contra un poste eléctrico.

Vehículos Autonomos Tesla

Un final un trágico para un conductor que se ha había declarado abiertamente entusiasta de los sistemas de conducción automática de Tesla, tanto que había publicado en YouTube varios de vídeos que demostraban cómo los sistemas desarrollados por la compañía eran capaces de evitar accidentes. Alguno de sus vídeos llegó a convertirse en viral al ser compartido en Twitter por el propio Elon Musk.

Según Tesla, sus sistemas autónomos requieren que el conductor siga manteniendo las manos en el volante y asegura que el conductor debe seguir atento por si sucede un imprevisto y, tras el accidente ha explicado que los sistemas del coche pudieron haberse confundido a causa de gran altura de la carga del trailer frente al vehículo, contra un cielo muy brillante, con una señal de tráfico habitual sobre la autopista. Por otro lado, han destacado que dado que el primer impacto fue del parabrisas contra la carga del trailer, haciendo que el vehículo pasase bajo éste, el resto de sistemas de emergencia no se activaron otros sistemas de emergencia.

Por último, Tesla asegura que su sistema de conducción autónoma se han utilizado durante más de 130 millones de millas, y que, en EEUU, sucede una muerte al volante cada 94 millones de millas, siendo esta cifra mucho menor a nivel mundial llegando a las 64 millones de millas. El fabricante se defiende así de las declaraciones sufridas tras el accidente y afirma que las autoridades de tráfico y seguridad de EEUU están investigando el suceso para comprobar el buen funcionamiento del sistema de conducción autónoma y la existencia de algún tipo de defecto que requiera la revisión de la flota de la empresa.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Leave A Reply