Estas son las 4 claves del MWC 2022

0

A pocos días del Mobile World Congress, Accenture ha identificado las tendencias clave que destacarán especialmente este año.

  1. La sostenibilidad – El pilar de 5G

A medida que las redes y la tecnología 5G se van imponiendo, esperamos que la oportunidad de sostenibilidad que ofrece 5G ocupe un lugar destacado en la agenda de los Communication ServiceProviders, CPS por sus siglas en inglés. Según la Asociación Canadiense de Telecomunicaciones Inalámbricas (CWTA), la tecnología 5G puede ayudar a Canadá a alcanzar hasta un 23% de sus objetivos de reducción de emisiones para 2025, y hasta un 20% a los objetivos de reducción de emisiones de Estados Unidos para ese mismo año, según CTIA – The Wireless Asossociation

Los avances de la tecnología en sostenibilidad no se quedan sólo en que 5G tiene potencial para ser la generación de tecnología de red más ecológica hasta la fecha, también se debe abordar retos como la gobernanza y la seguridad, así como la accesibilidad de los consumidores para reducir la brecha digital.

Desde el punto de vista empresarial, los CSP están buscando áreas clave para impulsar la sostenibilidad con 5G. En primer lugar, están estudiando el core de su negocio y cómo sus productos de red pueden ser más respetuosos con el medio ambiente, como el traslado de sus centros de datos internos y de los clientes a la nube, la implantación de casos de uso eficiente de la energía en los clientes, etc. Los CSP también se centran en hacer que sus redes sean más eficientes desde el punto de vista medioambiental, a modo de economía circular. Esto incluye aspectos como la reutilización de las redes existentes y la renovación de los dispositivos. La tercera clave para el éxito de una red 5G sostenible es la gestión del cambio interno en torno a las habilidades y procesos que los CSP necesitarán para que su personal tenga éxito y sea innovador.

El éxito del despliegue de 5G depende también de un complejo ecosistema de múltiples actores, que operan en un nuevo entorno denominado Open RAN (Red de Acceso Radioeléctrico). La RAN abierta disgrega las aplicaciones de software de la infraestructura de hardware subyacente, lo que permite a los proveedores de servicios de comunicación (CSP) utilizar el software para impulsar las funciones de red y la automatización inteligente en un entorno virtualizado. Desde el punto de vista de la seguridad, el marco de la Open RAN debe abordar los problemas de seguridad de extremo a extremo relacionados con la protección de datos, la seguridad de los usuarios y la sincronización de elementos complejos e interrelacionados. Los CSP de 5G, los integradores de sistemas y los proveedores tendrán que trabajar de manera conjunta para resolver estos retos de seguridad, al tiempo que acuerdan los principios de seguridad, identifican y se ajustan a las mejores prácticas del sector y cumplen con las obligaciones reglamentarias.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, el éxito del despliegue de 5G dependerá de un esfuerzo concentrado entre los CSP, los partners de este ecosistema y los gobiernos para construir la conectividad en las zonas desatendidas, algo que, como comunidad global, todavía no se ha resuelto. Esto es especialmente importante para garantizar que no se esté fomentando una brecha digital que haga que algunas comunidades se beneficien de nuevas experiencias educativas, sociales y de entretenimiento inmersivas, mientras que se dejan atrás a las menos favorecidas.

  1. Más allá de la conectividad en el metaverso – Las posibilidades de los productos y servicios

La conversación en torno al metaverso y la convergencia del mundo físico y digital se ha disparado en los últimos meses, liderada por los principales actores tecnológicos. Está llamado a ser el telón de fondo de una evolución cultural y del modelo de negocio. De hecho, se prevé que el mercado del  metaverso alcance los 814.000 millones de dólares en 2028. Según nuestros datos, en 2021, las empresas duplicaron su apuesta por la realidad virtual y aumentada, con un 88% de las organizaciones mundiales invirtiendo en tecnologías para crear entornos virtuales y, entre ellas, el 91% tiene previsto invertir aún más.

Actualmente, el metaverso sigue siendo un área muy inexplorada para los CSP y puede ser algo más que una oportunidad para conectar más dispositivos: puede ser una plataforma para reinventar los modelos de negocio. Los CSP pueden descubrir nuevas vías de monetización a través de modelos de suscripción, tiendas virtuales y servicios en el mundo en torno a la identidad y la confianza y la seguridad, al tiempo que buscan construir comunidades comprometidas. El metaverso también puede ayudar a los proveedores de servicios de Internet a relacionarse mejor con sus clientes y empleados, y proporcionar plataformas que les permitan dirigir sus propios negocios de forma más productiva.

En Accenture, estamos desplegando 60.000 auriculares de realidad virtual (VR headsets) y hemos creado un metaverso empresarial, llamado “Nth Floor”, donde los empleados de todo el mundo pueden reunirse para hacer presentaciones, socializar en equipo y participar en formación inmersiva.  Hemos creado un campus virtual para la incorporación de decenas de miles de nuevos empleados y hemos desarrollado gemelos digitales de varias oficinas para proporcionar entornos familiares a nuestros profesionales mientras trabajan a en remoto. También nos asociamos a nivel industrial para hacer que el metaverso sea real para nuestros clientes, un ejemplo de ello es el reciente lanzamiento de MCity de Touchcast, donde las empresas pueden ofrecer experiencias inmersivas de comunicación, colaboración, comercio y aprendizaje.

Y con la potencia de 5G, con todas sus ventajas de movilidad, velocidad superior y rendimiento, el sector tiene la oportunidad de acelerar el crecimiento del metaverso y, al mismo tiempo, atraer a los clientes y empleados mediante experiencias inmersivas. Esto requerirá una estrategia “metaversa” que no existe actualmente, y muchos CSP no están todavía preparados para aprovechar el potencial de la convergencia virtual-física. El MWC puede ser el escenario para sentar las bases de estas estrategias y fomentar un mayor enfoque en la cooperación y colaboración con la industria.

Los ingenieros, los desarrolladores, los creadores, los responsables políticos y los socios de las telecos deben unirse para construir estos nuevos universos. No pueden permitirse desperdiciar esta oportunidad de innovar con la industria para resolver problemas del mundo real para las empresas y los consumidores. De hecho, las empresas que participen en la experimentación y la construcción del metaverso ahora, desempeñando un papel activo en la exploración de sus posibilidades, serán las que más probabilidades tengan de cosechar éxitos en el futuro.

Los CSP pueden aportar su propio valor aprovechando sus capacidades de segmentación de la red,edge computing y transmisión ultrarrápida de inmensos volúmenes de datos, por no hablar de la ayuda para resolver los problemas de identidad en el metaverso y otras cuestiones como la confianza, la seguridad, la diversidad, la igualdad y la inclusión.

  1. El éxito del ecosistema móvil – Adopción y asociaciones de la industria vertical

Sectores como la banca, la fabricación y la automoción, son fundamentales para el éxito del ecosistema móvil, tanto para los consumidores como para las empresas. Junto con un enfoque de asociación de ecosistemas con diferentes industrias, los CSP tienen aún más oportunidades de crear un mayor valor a largo plazo para su negocio y sus clientes.

Tomemos el sector de los servicios financieros como ejemplo de esta oportunidad del ecosistema móvil, junto con algunos de sus retos. En gran medida, el ecosistema móvil es la columna vertebral de su panorama de pagos digitales. Muchos operadores se han introducido en el espacio de los servicios financieros en los últimos cinco a diez años, construyendo negocios de tecnología financiera con nuevos activos y un importante crecimiento de los ingresos. El éxito de los pagos digitales requerirá la convergencia de las organizaciones de tecnología financiera y los operadores de telefonía móvil para impulsar los pagos y la identidad digital. Esta colaboración es fundamental para hacer frente a la reciente explosión de soluciones de pago basadas en carteras móviles que ofrecen comodidad a los consumidores.

Sin embargo, hay áreas que suponen un reto para el panorama de los pagos digitales, que serán objeto de atención en el MWC. Uno de ellos es el uso de monedas digitales, que crea una amenaza real de desintermediación, y la nueva regulación, como el open banking. El comercio electrónico y los pagos en el punto de venta han sufrido grandes cambios con nuevas propuestas de valor que ofrecen experiencias sin fisuras y desplazan al dinero en efectivo. Las tecnologías IoT -relojes, frigoríficos, coches, altavoces inteligentes- están creando múltiples oportunidades de pago y transformando la experiencia

Otro reto clave para los operadores de telefonía móvil y los bancos en el mundo de los pagos digitales es el auge de las super aplicaciones. Al igual que el smartphone consolidó nuestras necesidades de hardware en un único dispositivo, las super aplicaciones están consolidando muchas de nuestras necesidades comerciales y sociales. La mayor parte de la banca digital consiste en consultar saldos, pagar facturas y hacer depósitos, funcionalidades que los grandes actores tecnológicos están incorporando cada vez más a plataformas más amplias que incluyen otros servicios como el comercio y las redes sociales. Las super apps hacen que los servicios financieros y otras marcas desaparezcan de la vista, ya que se convierten en funcionalidades que permiten hacer cosas más interesantes, como viajar o comprar. Ante la expansión de los grandes actores del comercio electrónico y las redes sociales en los servicios financieros, ¿cómo deben responder los bancos tradicionales y cuál será el papel de los operadores móviles más allá de la pura conectividad?

El sector de la automoción es otro ejemplo de cómo los CSP se asocian para hacer posible el éxito de la movilidad. En el MWC, varios fabricantes de automóviles mostrarán el futuro de la movilidad con la conducción autónoma como uno de los temas centrales, junto con la movilidad ecológica y otros servicios de los coches conectados.

Los vehículos de autoconducción total pueden parecer más cercanos de lo que realmente están. A la luz de los anuncios de los últimos años, los expertos del sector, incluidos los conocidos por su escepticismo, no apoyaban las perspectivas de los vehículos de autoconducción. Muchos fabricantes de automóviles tradicionales, así como los nuevos participantes, adoptaban posturas atrevidas y proyectaban coches totalmente autoconducidos para 2025. La buena noticia es que, en un futuro próximo, habrá más coches con conducción asistida u otras funciones de conducción semiautónoma (lo que se conoce como nivel 2). Se espera que, para 2030, el 60% de todos los coches nuevos estén equipados con funciones de nivel 2.

La otra cara de la moneda es que los sistemas actuales no son lo suficientemente robustos como para guiar a los coches de forma autónoma en el tráfico del mundo real. Por ejemplo, un algoritmo no puede distinguir entre una señal de tráfico real y otra que el ser humano puede reconocer como obviamente manipulada. Debido a los elevados costes, prevemos que incluso el porcentaje de coches (premium) con nivel 3 o 4 sólo representará un 5% del mercado total en 2030.

De ahí que la conducción verdaderamente autónoma esté todavía  lejos. Incluso con una mayor potencia de cálculo y más datos disponibles de la conducción real en carretera o de la conducción simulada para entrenar los algoritmos, la conducción autónoma sigue siendo extremadamente difícil de dominar. Pero ¿dónde estamos ahora? Accenture ha reunido en su informe, Rebooting Autonomous Driving, las últimas novedades en materia de conducción autónoma y ofrece una revisión de la realidad describiendo el statu quo, los retos y las mayores palancas a las que se enfrenta la industria.

  1. Open RAN – Oportunidades y retos

Uno de los temas más debatidos en el sector en estos momentos es el Open RAN. Esta tecnología permite a los proveedores de servicios acelerar el desarrollo de la red 5G gracias a su estructura abierta. Al abrir la red e incorporar las capacidades de la nube, los operadores pueden ejecutar sus redes de forma más eficiente y de maneras que no eran posibles en el pasado. A largo plazo, se espera que esto cambie las reglas del juego para los proveedores grandes y pequeños; sin embargo, en la actualidad son los proveedores más pequeños, como Rakuten, los que están impulsando la innovación en este ámbito. De esta manera, es sólo cuestión de tiempo que se extienda a las empresas más grandes y consolidadas.

Según una encuesta reciente realizada a ejecutivos de telecomunicaciones, existe tanto un alto nivel de entusiasmo como una preocupación significativa por la tecnología. Mientras que más de la mitad de los encuestados de telecomunicaciones ya han desplegado Open RAN en sus redes o están planeando hacerlo en los próximos años, casi el mismo número de ejecutivos tienen preocupaciones importantes o muy importantes por las credenciales de seguridad de Open RAN. Esta tecnología es esencial para que  5G funcione: aunque la Open RAN pueda plantear problemas de seguridad, puede desplegarse con éxito siempre que se establezcan la ingeniería, la integración, la orquestación del despliegue, el funcionamiento de la red inteligente y una transformación del modelo operativo bien pensada. El marco de la Open RAN debe abordar los problemas de seguridad de extremo a extremo relacionados con el núcleo del negocio, la red, la protección de datos, la seguridad y la privacidad de los usuarios y la gobernanza.

El enfoque interoperable y multiproveedor de Open RAN también garantizará que los operadores puedan innovar rápidamente mediante la cocreación y optimización de diseños de referencia que puedan desplegarse a escala, un imperativo para la creciente demanda inalámbrica y la evolución de los patrones de uso en todo el mundo. A medida que las redes inalámbricas se extienden a una amplia variedad de dispositivos y modelos de despliegue, como las células pequeñas densas y las redes privadas, la flexibilidad y las ventajas de coste de Open RAN también garantizarán el ROI necesario para las empresas que inviertan en 5G, al proporcionar una ruta de actualización flexible.

About Author

managing director de Comunicaciones, Media y Tecnología de Accenture en España, Portugal e Israel

Leave A Reply