El papel de las TI en el balance ecológico de las empresas

0

EcoloLas TI pueden marcar una gran diferencia en los esfuerzos de sostenibilidad de una organización, ya que las tecnologías ecológicas pueden ayudar a reducir las emisiones de carbono. Es importante, por lo tanto, liderar la creación de una TI verde. Y ahí estamos nosotros.

La adecuada elección de los productos TI es una forma de cuidar el planeta y promover la sostenibilidad, siempre y cuando estos incluyan, por ejemplo, la posibilidad de ayudar a los usuarios a controlar el consumo de energía o comprender el reciclaje de los equipos.

¿Qué son las Green IT?

Con “TI verdes” nos referimos a la gestión ecológica de los equipos informáticos en términos de: consumo energético de la infraestructura informática (el consumo de energía por hora y la tasa de uso de los equipos, inherente al modelo); creación de carbono (el cálculo de la electricidad necesaria para cada equipo y la cantidad de carbono que generará); y el reciclaje de equipos (el contratista encargado del reciclaje, el descarte del equipo y la fecha de reciclaje).

Los equipos informáticos desempeñan un papel fundamental en nuestra vida cotidiana. Tanto si teletrabajamos como si lo hacemos en la oficina, o un híbrido de ambos, nuestro consumo de energía puede aumentar rápidamente. Pensemos en el consumo que supone cada portátil, impresora, teléfono móvil, tableta u otro equipo. Todo esto ha de tenerse en cuenta si queremos valorar el impacto medioambiental de cada empresa en el planeta.

Más allá del modelo tradicional centrado en la oficina y sus esfuerzos en torno a la sostenibilidad, que podían materializarse en cambiar la vajilla desechable por reutilizable; cambiar la iluminación a LED; regular la calefacción y el aire acondicionado – actualizados en equipos energéticamente eficientes-, las empresas deben echar un vistazo más profundo a los impactos de su modelo de negocio. Una forma de hacerlo es controlar el consumo de energía de sus dispositivos informáticos y mantener estrictos protocolos de reciclaje.

Para entender cómo lo podemos hacer posible, destacamos las siguientes tres funciones integradas en las soluciones de Service Managment que siguen los criterios de Green IT.

  1. Seguimiento del consumo diario de electricidad

Las soluciones verdes de gestión de servicios permiten hacer un seguimiento del consumo diario de electricidad en kilovatios (KW). Esta información puede mostrarse por fabricante, ubicación, tipo de equipo u otros parámetros. Esto es importante porque con los equipos desplegados por los hogares, debido a la pandemia de la COVID-19, se puede obtener una medida precisa del consumo de kilovatios que normalmente podría evaluarse en un entorno presencial. Se trata de una función muy útil para los equipos remotos e híbridos.

Asimismo, al supervisar el uso de KW, se puede evaluar adecuadamente qué dispositivos están aumentando las emisiones de carbono para trabajar en su reducción efectiva.

  1. Estimación de costes y ahorro de electricidad

Comprender el consumo actual de KW es útil para las necesidades del momento, pero ¿cómo se puede evaluar si los futuros activos tendrán un impacto en la huella de carbono de la empresa? La capacidad de estimar los costes y el ahorro de electricidad es tan importante como la capacidad de controlar estos factores a diario y de forma precisa.

Con las soluciones de Service Managment que incluyen los parámetros de sostenibilidad entre sus funciones, se puede estimar el coste y el uso de electricidad previstos y se puede evaluar si serán mayores o menores que el uso actual. Esto es importante para la gestión de activos y para asegurarse de que se entiende el impacto que tendrán los nuevos equipos en el medio ambiente.

En última instancia, esto ayuda en el proceso de toma de decisiones, ya que permite a los responsables ver el panorama general de las diferentes opciones y, por lo tanto, de las consecuencias de sus decisiones. Esto también ayuda, además de a medir el impacto medioambiental, a tener en cuenta el coste de cada empleado que trabaja desde casa y los aumentos que podrían sufrir en su factura energética al cambiar de equipo.

  1. El proceso de reciclaje de los equipos

Si un equipo ya no funciona, el servicio de IT ha de saber cómo reciclarlo. Este proceso es diferente en cada país y específico incluso para cada región, y cada empresa opta por un proveedor de reciclaje a elección. Un proveedor de Green IT le puede ofrecer a la empresa la posibilidad de personalizar la información del contratista encargado del reciclaje y hacer un seguimiento de la fecha de desecho o reciclaje. Asimismo, podrá hacer un seguimiento de los equipos que se han reciclado previamente, para poder controlar y seguir el ciclo hasta el final, como empresa respetuosa y cuidadosa del medio ambiente.

RSC, un pie en el presente con una mirada hacia el futuro

La Green IT es el futuro y, por lo tanto, es importante estar preparado y anticipar hacia dónde debe dirigirse la estrategia de la empresa. Al final del día, una buena Responsabilidad Social Corporativa puede hacer o deshacer la decisión de un cliente a elegir un servicio. No olvidemos que Green IT puede contribuir a la optimización y la reducción de los costes, así como la mejora de la productividad, pero también a la reducción de los impactos ambientales y sociales negativos de las empresas. Es imperativo pues que las empresas vean su enorme potencial, produciendo así una fuerza positiva y dando como resultado la implementación de Green IT en su política de RSC.

Y si a todas estas anteriores cuestiones, le sumamos el poder diario que tiene cada persona, a nivel individual, de reducir la huella de carbono, estaremos cada vez más cerca de poder ofrecer a las futuras generaciones un balance positivo a favor de la sostenibilidad.

 

Ismael Sabbagh, Country Manager de EasyVista España

About Author

Avatar

Leave A Reply