¿Cómo defender tu computadora de amenazas en tres simples pasos?

0

Si trabajas constantemente con Internet, sabrás que estás expuesto a una serie de amenazas cada vez que ingresas a alguna página web o inclusive cada vez que recibes un correo de una dirección desconocida.

La protección de tus dispositivos en estos tiempos es más que necesaria, pero ¿tú sabes en qué momento se consideró indispensable tener un antivirus o una protección para evitar que alguien más se apodere de tus datos? Aquí un poco de historia.

Una defensa necesaria 

Antes de 1970, las pocas empresas a nivel mundial que usaban las primeras computadoras desconocían por qué en algún momento éstas se veían afectadas y creían que estaban relacionadas a algún malestar de sus colaboradores. Definitivamente esta idea estaba muy alejada de la realidad.

Pero, fue en 1972 que muchas de esas compañías cansadas de los ataques y de los problemas que presentaban los sistemas operativos, decidieron crear algo que sí pudiera contrarrestar estas situaciones. Es así que nace el primer antivirus creado por Reaper, al que llamaron “Red Creeper”

Y a raíz de ese primer paso, la creación de antivirus no se detuvo, y es que la globalización no solo ha permitido que el trabajo sea más sencillo, sino que los ciberdelincuentes empiecen a crear más amenazas, cada vez más difíciles de combatir.

Los tipos de antivirus

Como mencionamos líneas arriba, la globalización ha permitido la creación de nuevas amenazas, por lo que las empresas han visto necesario crear diferentes tipos de antivirus o softwares para mantener los dispositivos seguros. 

Así se pueden clasificar estos softwares:

Prevención: Este tipo de software suele detectar las amenazas antes de que estas ingresen al dispositivo, esta acción se realiza porque el antivirus suele realizar constantes escaneos para identificar archivos maliciosos.

Identificación: Estos antivirus identifican los archivos maliciosos a través de comparaciones que realizan con una base de datos en la que se han identificado previamente como amenazas.

Descontaminantes: Esto se ponen en acción cuando la amenaza ya ingresó al dispositivo. Lo que hace con el archivo infectado es encerrarlo o inclusive eliminarlo. Además, tiene la posibilidad de restaurar el sistema operativo en caso la amenaza haya sido mayor.

¿Cómo identificar que el dispositivo está infectado?

  • Si estás navegando y te das cuenta que tienes extensiones que no recuerdas haber instalado, esta ya es una alerta.
  • Si el antivirus que tienes está deshabilitado y no porque tú lo hayas hecho, es una alerta, porque actualmente hay muchas amenazas capaces de desactivar las funciones de los softwares de protección con el fin de que no se realicen escaneos y así poderse mantener ocultas.
  • Si ves que los programas son cada vez más lentos y tienen menos rendimiento, puedes tomarlo como una señal que algo se ha apoderado de tu dispositivo.
  • De un tiempo para acá es común que tus redes sociales tomen “vida propia” y que en tu perfil aparezcan publicaciones que tú no has hecho o que inclusive tus amigos reciban mensajes que no recuerdas haber enviado. Si esto pasa, es muy probable que tu cuenta haya sido el hilo conductor para que tu dispositivo sea infectado. Cuando suceda esto, es momento de tomar medidas.
  • Una mala señal de Internet, también podría considerarse como una alerta, es que se conocen de diferentes tipos de amenaza que se llegan a hacer dueñas del Internet para realizar sus ciberataques.
  • Los ventiladores pueden dar señales también, si de un momento a otro notas que los ventiladores de tus dispositivos trabajan más que antes con el fin de evitar que se recaliente, es un indicio de que algo no está yendo bien y podría ser por alguna amenaza.
  • El hecho de que cuando estés navegando se te redireccione a sitios web de dudosa procedencia puede ser motivo suficiente para considerar que tienes algún virus en el dispositivo. 
  • Si aparecen de un día a otro una serie de anuncios en tu pantalla, puede que el virus ya esté haciendo su trabajo y es momento de tomar medidas radicales.

Pero, ¿qué hacer si tu dispositivo ya fue infectado?

  1. Si ya detectaste la amenaza, lo que puedes hacer para evitar que complete su trabajo es usar diferentes herramientas, una de ellas es la que se encuentra incluída en el sistema operativo. Pero, para poder aplicar esta opción, es necesario saber que sistema operativo usa el dispositivo, porque por ejemplo aquellos que usan Windows 7, no podrán aplicarla ya que Microsoft dejó de dar soporte eliminando así de las herramientas los antivirus propios. 

Sin embargo, si lo que usas es Windows 10, puedes realizar esta acción, abriendo el menú Inicio, escribiendo la palabra seguridad y luego abriendo el acceso directo “Seguridad de Windows”. Al abrir esta herramienta ya solo toca ubicar la opción “Protección antivirus y contra amenazas” y darle click en “Examen rápido”. 

En caso el Windows Security encuentre alguna amenaza durante el escaneo, te dará la opción de eliminarlo. Tal ha sido el uso de esta herramienta, que Microsoft se vio en la necesidad de incorporar nuevos parches con el fin de seguir manteniendo a salvo los dispositivos y es que fue Google el que identificó la vulnerabilidad que aún existe.

  1. En caso consideres que necesitas otro examen para estar completamente seguro que el dispositivo que usas está libre de cualquier amenaza, puedes optar por usar un antivirus. Si bien en el mercado hay una serie de antivirus, hay unos más fuertes y flexibles que otros, este es el caso de BitDefender, que cuenta con diferentes niveles de protección, sino que también puede evitar que tu webcam sea controlada, estas son solo algunas características y aquí hay más información y reseñas de esta herramienta. Luego de ubicar el antivirus que quieres utilizar, lo que debes hacer es poner en ejecución al mismo, permitiéndole hacer un análisis de todos tus archivos, reconociendo así la amenaza, la que procederá a eliminar.
  2. Finalmente, si crees conveniente y si no tienes temor a perder ningún archivo lo que puedes hacer es restablecer Windows a su estado predeterminado y devolverlo a como lo tuviste por primera vez.

Con estos tres pasos podrás mantener seguros a tus dispositivos y libres de amenazas. Pero siempre recuerda ser cuidado para evitar pasar malos ratos.

About Author

Avatar

Leave A Reply