El sistema Fuchsia de Google ya funciona en sus ordenadores Pixelbook

0

Es posible que ni siquiera recuerdes que Google está desarrollando un misterioso sistema operativo llamado Fuchsia, sobre el que se hacen todo tipo de conjeturas, como que podría ser el sustituto de Android y Chrome OS. Pues aunque no está claro el objetivo de Google con este sistema (más allá de tener una base “fresca” para un sistema operativo moderno, modular y que se puede adaptar a smartphones, dispositivos IoT, dispositivos vestibles o incluso ordenadores), las últimas compilaciones de Fuchsia ya pueden instalarse en los portátiles Pixelbook de Google. Básicamente, significa que (en realidad como rezaba ya su objetivo) Fuchsia se puede adaptar no sólo a dispositivos más o menos sencillos sino que puede servir como sistema para ordenadores.

De momento, Fuchsia es un sistema complicado de instalar en un ordenador, y más allá del Pixelbook sólo puede usarse en máquinas como el portátil Acer Switch Alpha 12 y antiguos Intel NUC de 2015, y aunque puede usarse en modo de emulación a través de QEMU, la interfaz gráfica de Fuchsia requiere el soporte para el motor Vulkan, de manera que en este modo de emulación sólo se puede usar el sistema en modo de línea de comandos.

Uno de los aspectos clave de Fuchsia es que, aunque el sistema es de código abierto, al contrario que Android o Chrome, no usa el núcleo de Linux sino un núcleo propio llamado Magenta y más recientemente conocido como Zircon. Además, es muy importante el hecho de que las aplicaciones para Fuchsia se crean con el entorno de desarrollo Flutter SDK que permite crear código multiplataforma que funciona también en Android e iOS, lo que puede ser muy importante para captar a la comunidad de desarrolladores.

La primera interfaz gráfica que se ha visto para Fuchsia, en mayo de 2017, llamada “Armadillo” y que se puede instalar como una APK en Android, mostraba un aspecto de interfaz para smartphones con muchas similitudes con el Material Design de Android, con animaciones y contracciones de elemento muy similares, aunque como puedes comprobar dista mucho de ser una interfaz terminada.

De momento, Google no ha dado nada de publicidad a Fuchsia y es sencillamente un proyecto en el que trabaja casi en secreto. Así, no esperes que en un futuro cercano sea el sustituto de Android o Chrome; pero sí podría en un plazo de dos o tres años servir de base para nuevos dispositivos como gafas de realidad aumentada, electrodomésticos o aparatos inteligentes para el hogar o para nuevas familias de wearables, smartphones u ordenadores que podrían convivir durante largo tiempo con Android Wear, Android o con Chrome OS. En cualquier caso, por su rapidez y naturaleza modular es una “bala en la recámara” de Google si necesita un sistema moderno que sirva para usar cualquier proyecto futuro sin tener que partir de cero.

About Author

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo) y después he trabajado con TICbeat.com como responsable de desarrollo de producto. Actualmente trabajo como Chief Content Officer en GlobbTV.

Leave A Reply